Fortalece tus defensas mediante la alimentación

Las temperaturas gélidas que estamos sufriendo estos últimos días están trayendo como consecuencia, virus, bacterias, resfriados, gripes y demás dolencias del sistema respiratorio. Hablando en lenguaje sencillo, hay personas más propensas que otras a que sus defensas sufran un «bajón»  debido a que éstas se concentran para proteger  los órganos vitales ante el frío, descuidando otras partes del organismo que las defensas no «ven» como prioridad ( por ejemplo, manos, pies, orejas, nariz y cuello). Abrigar estas zonas puede servir preventivamente para sufrir el «ataque de virus o bacterias», pero no es suficiente.