Jengibre fresco para el estómago, hígado y resfriados

Además de sus propiedades para el estómago e hígado, ya que el jengibre es una raíz conocida por su capacidad tónica en el aparato digestivo, favoreciendo la motilidad gastrointestinal, ideal para evitar los mareos, nauseas y vómitos, ya sea por movimiento (desplazamientos en coche, barco, tren, avión o hasta para nauseas de las embarazadas), también contiene ingredientes que ayudan a reducir los síntomas de resfriados ya que ayuda a reducir la fiebre y el dolor, alivia la tos y tiene un suave efecto sedante que induce al descanso. (¿A que esto no lo conocíais?) Por cierto, y lo dejo para otro post. El jengibre también puede ser una ayudita para perder peso… 🙂