¿Sentirse limpio es igual a sentirse feliz?

No se puede generalizar, ya que la “felicidad” es un estado pasajero, pero sí. Los hábitos de higiene influyen en nuestro estado de ánimo y bienestar diario. Eso nadie va a negarlo. No hay nada mejor que una ducha matutina para desperezarse recién levantados, o bien para relajarnos y eliminar restos de sudor y/o cansancio…