Adelgaza grasa sin perder músculo (y evitar la flacidez)

Cuando seguimos algunas dietas para adelgazar, solemos perder grasa, pero también perdemos músculo (a no ser que tomemos unas medidas adecuadas) aunque más adelante, si volvemos a engordar recuperaremos la cantidad de grasa perdida, más la nueva cantidad de grasa que hayamos podido volver a acumular, mientras que nuestra masa muscular continuará igual de delgada. Es injusto. Pero es así.