10 razones para tomar té verde también en verano…

Siempre que tengo la ocasión me encanta comentar las «bondades» del té verde.  Cada día suelo tomar una o dos tazas. Ahora en verano, con limón o menta y hielo es un delicioso refresco para combatir el calor.
A media mañana, después de comer, o para merendar, un té verde siempre es una sana bebida libre de calorías, (si no le añadís azúcar, claro).