Fresc@s todo el día!!

En agosto y todavía durante el mes de setiembre estamos en esa época en la que el calor puede resultar agobiante y enganchoso, sintiéndonos sudados permanentemente (sobretodo los que vivimos en zonas más humedas y costeras).  Durante este tiempo, es conveniente utilizar todo cuanto esté en nuestras manos para que la sensación de frescor de la primera ducha matinal se mantenga con nosotros, durante toda la jornada.