Ensalada de invierno: escarola con salsa de mostaza y miel

Es cierto que con el frío del invierno, apetece más un caldito caliente y reconfortante, aunque a pesar de ello, una ensalada puede ser un excelente acompañamiento para el plato principal, tanto como para el almuerzo como para la cena (Lo siento, pero no creo que una ensalada sea particularmente indigesta para cenar).