Verduras de primavera: Habas y guisantes

Comer habas y guisantes frescos de temporada, recién desenvainados, es todo un placer. A veces, puede dar algo de pereza desgranar sus vainas, ya que durante gran parte del año comemos los guisantes y las habas congeladas (también están muy ricas), pero el sabor de las habas y guisantes frescos no tiene ni punto de comparación. Son mucho más tiernos y sabrosos, tanto, que nosotras hasta nos los comemos crudos a modo de snack. ¿Porqué no? Tienen muchísimas propiedades.

Luce tus pies perfectos también en invierno!!!

Los pies también son una de las partes más sensuales de la anatomía femenina (y también de la masculina, claro). No hay nada más atractivo que unos pies bien cuidados, arreglados y bonitos.  No solamente tenemos que cuidarlos en verano, cuando lucen gracias a las sandalias y zapatos descubiertos. En invierno, los pies también requieren de una serie de cuidados y mimos para que luzcan perfectos debajo de los calcetines o medias!!