La alimentación ideal en la infancia (y en los adultos)

A día de hoy no hace falta que os recuerde que una alimentación, o lo que es lo mismo: una dieta rica en cereales, verduras, frutas, legumbres, pescado y aceite de oliva ha demostrado claramente sus efectos beneficiosos para la salud. (A grandes rasgos estoy hablando sobre la dieta mediterránea). Por el contrario, se debe evitar una alimentación rica en grasas saturadas, azúcares refinados, bebidas azucaradas, snacks, con horarios desordenados y sin control.

Cebolla, nutritiva, depurativa y antibiótica

¿Cuántos de vosotros evitáis comer cebolla por no tener que cortarla? ¿O por el mal aliento que deja? Seamos sinceros, la cebolla es muy sabrosa y nutritiva, pero el mal olor de boca y de manos o el lagrimeo que se produce al cortarla, puede ser un handicap a la hora de elegirla como ingrediente en nuestro menú diario.