Rosa de Bulgaria para la piel y “Martenitzas” en primavera

Hace un par de días fui al Corte Inglés a comprar un Hidra-Gel calmante con Rosa de Bulgaria. Es uno de los productos básicos que tengo siempre en casa. ¿Por qué? Mi hija lo utiliza a menudo por las noches como hidratante. Como ella misma dice, le encanta la sensación de bienestar que le aporta, le hidrata y refresca la piel, a la vez que le ayuda calmar las pequeñas rojeces y granitos que le salen algunas veces en las mejillas y barbilla. Tiene dieciséis años, y aunque a esta edad la piel no tiene grandes necesidades, es importante empezar a cuidar con mimo la piel del rostro, limpiándola mañana y noche (debe convertirse en un ritual obligatorio e imprescindible)  y aportándole algo de hidratación y tratamiento cuando sea necesario.

Detalles